Capítulos
  1. 1

Filemón 1

1 Saludo Pablo, prisionero de Cristo Jesús, y el hermano Timoteo: A Filemón nuestro amado hermano y colaborador,

2 y a la hermana Apia, y a Arquipo, nuestro compañero de lucha, y a la iglesia que está en tu casa:

3 Gracia a ustedes y paz de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

4 El Amor y la Fe de Filemón Doy gracias a mi Dios siempre, haciendo mención de ti en mis oraciones,

5 porque oigo de tu amor y de la fe que tienes hacia el Señor Jesús y hacia todos los santos.

6 Ruego que la comunión (participación) de tu fe llegue a ser eficaz por el conocimiento de todo lo bueno que hay en ustedes mediante Cristo (el Mesías).

7 Pues he llegado a tener mucho gozo y consuelo en tu amor, porque los corazones de los santos han sido confortados por ti, hermano.

8 Pablo Intercede por Onésimo Por lo cual, aunque tengo mucha libertad (confianza) en Cristo para mandarte hacer lo que conviene,

9 no obstante, por causa del amor que te tengo, te hago un ruego, siendo como soy, Pablo, anciano, y ahora también prisionero de Cristo Jesús:

10 te ruego por mi hijo Onésimo, a quien he engendrado en mis prisiones;

11 quien en otro tiempo te era inútil, pero ahora nos es útil a ti y a mí.

12 Y te lo he vuelto a enviar en persona, es decir, como si fuera mi propio corazón.

13 Hubiera querido retenerlo conmigo, para que me sirviera en lugar tuyo en mis prisiones por el evangelio (las buenas nuevas).

14 Pero no quise hacer nada sin tu consentimiento, para que tu bondad no fuera como por obligación, sino por tu propia voluntad.

15 Porque quizá por esto se apartó de ti por algún tiempo, para que lo volvieras a recibir para siempre,

16 ya no como esclavo, sino como más que un esclavo, como un hermano amado, especialmente para mí, pero cuánto más para ti, tanto en la carne como en el Señor.

17 Si me tienes, pues, por compañero, acéptalo como me aceptarías a mí.

18 Y si te ha perjudicado en alguna forma, o te debe algo, cárgalo a mi cuenta.

19 Yo, Pablo, escribo esto con mi propia mano. Yo lo pagaré (por no decirte que aun tú mismo te me debes a mí).

20 Sí, hermano, permíteme disfrutar este beneficio de ti en el Señor. Recrea (Conforta) mi corazón en Cristo.

21 Te escribo confiado en tu obediencia, sabiendo que harás aún más de lo que digo.

22 Y al mismo tiempo, prepárame también alojamiento, pues espero que por las oraciones de ustedes les seré concedido.

23 Saludos y Bendición Te saluda Epafras, mi compañero de prisión en Cristo Jesús;

24 también Marcos, Aristarco, Demas y Lucas, mis colaboradores.

25 La gracia del Señor Jesucristo sea con el espíritu de ustedes.


Filemón 1 - Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy - NBLH